MEJOR MÚSICA ORIGINAL 
Francisco Martínez Castro
La desgracia